• Pubblicata il:
  • Autore: Luis Alejandro
  • Categoria: Racconti gay
  • Pubblicata il:
  • Autore: Luis Alejandro
  • Categoria: Racconti gay

CON QUIEN ES AHORA MI MEJOR AMIGO, CAPITULO III

Y sigo aquí contándoles de mis grandes proezas sexuales como quien no se cansa de coger y coger.. Pues sí, soy tan caliente que con solo pensar en la verga enorme y gruesa que puede haber debajo de un interior me imagino todo. Después de haber tenido aquella insinuación de mi amigo Javier, otro de mis compañeros de trabajo que casi me descubre con Jhonny en la oficina, me puse como meta a toda costa al menos darle una rica mamada. Comencé a jugarme de toques con el, y cedía muy normal ante mis jueguitos sexuales... Se acercaba el cumpleaños de él y planeabamos una fiesta en el trabajo. En fin, entre jugarretas hasta por mensajes de texto, un día accedí, dejé el temor y le dije que deseaba que me enviara una foto por telefono donde se viera desnudo... Y accedió, me la envió, para mi asombro, tenía el pene erecto, era enorme, grueso como sus músculos, me puse caliente al momento, no pude aguantar y tuve que irme a mi casa a pleno mediodía a masturbarme pensando en que besaba, lamía y le chupaba aquel pene gigante... Cuando llegué de nuevo al trabajo al día siguiente, el me preguntó si me había gustado y obvio que le confirmé... Le dije que ya deseaba verlo en realidad. En pleno trabajo, nos fuimos a uno de los baños más alejados y solitarios del edificio, entramos, ya lo tenía duro, se notaba que deseaba que le mamara, le bajé el cierre, le saqué ese enorme pene y comencé a besarlo, lamerlo, tragarlo hasta el fondo, casi no me cabía en la boca, pero no podía dejarlo a medio camino... El se excitó mucho, salía mucho jugo delicioso, estaba lubricando muchismo... Me propuse y le dije que deseaba que lo metiera todo en el culo... que teníamos que aprovechar el momento, y así fué, sin cremas, sin lubricante, solo con saliva y el líquido preseminal que le salía a montón, me lo fue clavando y a pesar de que me dolía, no dejaba de decirle que siguiera, se movia como una bestia, me daba duro, se movía durísimo, sentía que el culo se abría al maximo, yo estaba que me venía solo, y en eso, entre besos ha comenzado a gemir de placer, y justo momentos después, he sentido el palpitar de su verga como acababa dentro, sentía esa leche caliente dentro de mi culo, wao... que rico ese momento.. los dos nos veíamos de frente al espejo del baño, cuando me dice: Qué culo tan rico tienes, desde hace tiempo quería cogerte... Yo le dije: No pensé nunca eso, pero que rico saber... Tienes un guevo espectacular... Ya me has embrujado con esa leche... Tenemos que repetir... En fin nos arreglamos y salimos de uno a uno muy discretamente del baño... Ese día yo andaba de lo mas feliz, aunque adolorido por esa tremenda cogida, per nada mejor que recordarmelo con ese dolor... Uff... Contándoles me he excitado de nuevo, creo que saldré de aquí a ver si encuentro quien me quite las ganas... De aquí les contaré que todavía me faltaba la tirada con mi amigo Johnny...

Vota la storia:




Non ci sono commenti

Per commentare registrati o effettua il login

LOGIN
REGISTRATI

Errore

Hai dimenticato la password? Errore
Attendere prego
Registrati ora!